viernes, 17 de octubre de 2014

Cocinando con Diabetes: 7 Consejos que Debes Conocer


Si sufres de diabetes, ya sabes lo importante que es planificar cada una de tus comidas. Alimentarnos de manera saludable y conciente, nos ayudará a controlar nuestro peso y a proteger nuestro corazón de enfermedades cardíacas a futuro.
Si sufres de diabetes y deseas planificar tu rutina alimenticia, aquí encontrarás algunos consejos importantes que debes considerar:

1. Una alimentación balanceada es clave:

debes esforzarte en mantener un balance entre los diferentes grupos alimenticios. Una vez que aprendas a identificar los grupos alimenticios, sabrás cuales son los mejores alimentos para tu salud, como por ejemplo, sabrás que debes evitar los carbohidratos, ya que estos afectan el nivel de glucosa en la sangre. No debes comer comidas muy almidonadas, de hecho, la mayor parte de tu plato debe consistir de vegetales no almidonados como espinacas, vainitas o ejotes, aguacates u hongos. Pero también debes asegurarte de incluir una pequeña porción de granos y comidas almidonadas, como son el arroz integral, la batata o camote, pan integral o germinado entre otros. Además, debes también agregar una pequeña porción de proteína como pollo, comida de mar o huevos. Si te gusta comer postres, entonces puedes culminar tus comidas con una taza de frutas frescas.
Ya que la mayoría de las frutas posee un bajo índice glicémico y además son ricas en fibra, vitaminas y minerales, aquellas personas que sufren de diabetes pueden comerlas sin ningún problema.

2. Que tus calorías provengan de alimentos nutritivos:

cuando hablo de alimentos nutritivos, me refiero a alimentos enteros. Por ejemplo, muchas personas buscan “ahorrar” calorías consumiendo bebidas “cero” pero éstas no contienen ningún valor nutricional por lo que no aportan ningún beneficio para tu salud, son calorías vacías. Siempre escoge comer alimentos nutritivos, ya que son muy beneficiosos para tu organismo y tu sistema inmune.

3. Cocina de forma saludable:

limita o evita el uso de mantequilla y manteca. Siempre trata de utilizar aceite de oliva para tus ensaladas y aceite de coco para cocinar. Trata de cocinar los vegetales al vapor. En lugar de tomar leche de vaca, lo mejor es tomar leche a base de frutos como leche de almendra o leche de coco. Al cocinar pollo, es bueno que descartes la piel. Prepara tus propios jugos de frutas naturales en casa, no le agregues azúcar. Dale sabor a tus comidas con hierbas, especias o limón.olive-oil

4. Escoge tus grasas cuidadosamente:

Para aquellas personas que sufren de diabetes, mantener el control de su peso es muy importante. Así mismo, escoger las grasas adecuadas te ayudará a mantener un corazón saludable. Evita completamente la grasa trans y también reduce la ingesta de sodio. Trata de comer carnes magras y siempre que puedas elimina los excesos de grasa de las carnes. El mejor consejo para evitar la grasa poco saludable, es eliminando la comida chatarra y procesada de tu rutina alimenticia. Incluye comidas que sean ricas en Omega 3 y antioxidantes y evita las comidas fritas en aceite, cocina tus alimentos al horno, a la parrilla o rostizados. También, trata de comer comida fresca hecha en casa tanto como sea posible.

5. Come regularmente:

incluso si estás tratando de bajar de peso lo más recomendable es NO saltarse ninguna comida. Siempre mantén tu nivel de glucosa en la sangre balanceada y come comidas que te satisfagan. Si tu nivel de glucosa baja repentinamente, puedes sufrir una hipoglicemia, algunos síntomas incluyen dolor de cabeza, debilidad, mareos y hambre. Lleva contigo siempre alguna fruta, en caso de que sufras una hipoglicemia, puedas así elevar tu nivel de azúcar en la sangre.

6. En la adaptación está la clave:

en vez de eliminar por completo tus comidas y recetas favoritas, trata primero de adaptarlas y sustituir algunos ingredientes por ingredientes aptos para diabéticos. Por ejemplo, en vez de comerte una salsa cremosa, elige comer una salsa marinara. Si te gusta hornear postes, reduce el contenido de azúcar endulzando naturalmente con frutas secas. Evita escoger productos lácteos o escoge alternativas bajas en grasa cada vez que puedas. Existen muchas maneras de reducir nuestra ingesta de sal, azúcar o grasas y aún así disfrutar de la comida. ¡Sé creativa! Esto, puede ser un proceso divertido.

7. Controla tus porciones:portion meal

siempre recuerda que controlar las porciones es absolutamente esencial. Para asegurarte de que estás consumiendo las porciones adecuadas, divide tu plato por la mitad, una mitad, llénala de vegetales no almidonados, divide la otra mitad del plato en dos, que un lado contenga la proteína y el otro vegetales almidonados. De esta forma nos aseguramos de comer la porción adecuada de cada grupo alimenticio. También es de mucha ayuda llevar un diario alimenticio.
La diabetes puede limitar tu alimentación, ya que te obliga a escoger opciones más saludables y además cambia tu perspectiva en cuanto a la comida ya que comes para nutrir tu cuerpo en lugar de comer para saciar el hambre. Recuerda, que esos pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia. Incluso si no sufres de diabetes, estos consejos sin duda te ayudarán a reducir el riesgo de sufrir esta enfermedad.
¿Tú o algún ser querido sufre de diabetes? De ser así ¿tienes algún consejo que quieras compartir con nosotras? Danos tu opinión en la sección de comentarios abajo.
Recuerda compartir este artículo con todos tus seres queridos para que ellos también se beneficien de esta información.
FUENTE GRACIAS A:  http://adelgaza20.com/2084/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario